30.6.09

EL DESPEGUE

Der Auszug des verlorenen Sohnes
Nun fortzugehn von alledem Verworrnen,
das unser ist und uns doch nicht gehört,
das, wie das Wasser in den alten Bornen,
uns zitternd spiegelt und das Bild zerstört;
von allem diesen, das sich wie mit Dornen
noch einmal an uns anhängt – fortzugehn
und Das und Den,
die man schon nicht mehr sah
(so täglich waren sie und so gewöhnlich),
auf einmal anzuschauen: sanft, versöhnlich
und wie an einem Anfang und von nah;
und ahnend einzusehn, wie unpersönlich,
wie über alle hin das Leid geschah,
von dem die Kindheit voll war bis zum Rand –:
Und dann doch fortzugehen, Hand aus Hand,
als ob man ein Geheiltes neu zerrisse,
und fortzugehn: wohin? Ins Ungewisse,
weit in ein unverwandtes warmes Land,
das hinter allem Handeln wie Kulisse
gleichgültig sein wird: Garten oder Wand;
und fortzugehn: warum? Aus Drang, aus Artung,
aus Ungeduld, aus dunkler Erwartung,
aus Unverständlichkeit und Unverstand:

Dies alles auf sich nehmen und vergebens
vielleicht Gehaltnes fallen lassen, um
allein zu sterben, wissend nicht warum –

Ist das der Eingang eines neuen Lebens?


RAINER M. RILKE Neue Gedichte (1907)


La Partida Del Hijo Pródigo
Alejarse ahora de todo esto confuso,
que es nuestro pero no nos pertenece,
que, como el agua de las viejas fuentes,
nos refleja temblando y descompone la imagen;
de todo esto, que como espinas
se agarra una vez más a nosotros… alejarse
y a esto y a éste,
que ya no veíamos
(tan cotidianos y acostumbrados eran),
contemplarlos de pronto: suaves, conciliadores
y como en un principio y de cerca;
y presintiendo comprender qué impersonalmente,
qué por igual cayó el sufrimiento sobre todos,
del que la infancia estaba llena esta el borde;
Y sin embargo irse entonces, arrancando la mano de la mano,
Como desgarrando de nuevo algo ya sanado,
y marcharse: ¿A dónde? A lo incierto,
lejos, a un país cálido e inmóvil,
que tras toda acción, como un decorado,
seguirá indiferente: jardín o muro;
y marcharse: ¿por qué? Por impulso, por temperamento,
por impaciencia, por esperanza oscura,
por incomprensibilidad y por incomprensión.

Tomar todo esto sobre sí y en vano
dejar caer algo que quizá se tenía,
para morir solo, sin saber por qué…

¿Es esto la entrada a una nueva vida?

Irse al mediodía,
cuando el banquete de los corazones fervientes y unos dedos pequeñitos asiéndose de nuestras manos.
Mientras va menguando el resentimiento y el alma arrúllase en conciliación,
en el momento en que la culpa (encorvada, carroñera) se enmascara de misericordia.

Irse
leve, despojada
con el equipaje de las infinitas posibilidades y la indeterminada renuncia
grácil, hasta bienaventuradamente.

Irse
para ganarse a sí misma sin propósito ni fe
a recuperar la inocencia, el edén, la utopía, el núcleo de lo inexistente
en el honor de corresponder a todo [a nada, al más allá o acá]

Irse
como si apenas
tímida, cadenciosa, torpe
un simulacro de dilación.

Irse
y no volver.


Factum est autem, ambulantibus illis in via, dixit quidam ad illum:
—Sequar te quocumque ieris.
Dixit illi Iesus:
—Vulpes foveas habent, et volucres caeli nidos; Filius autem hominis non habet ubi caput reclinet.
Ait autem ad alterum:
—Sequere me;
Ille autem dixit:
—Domine, permitte mihi primum ire et sepelire patrem meum.
Dixitque ei Iesus:
—Sine ut mortui sepeliant mortuos suos; tu autem vade et annuntia regnum Dei.
Et ait alter:
—Sequar te Domine, sed permitte mihi primum renunciare his quae domi sunt.
Ait ad illum Iesus:
—Nemo mittens manum suam ad aratrum et respiciens retro aptus est regno Dei.
Secumdum Lucam 9:57-62


Iban por el camino cuando alguien le dijo:
—Te seguiré a dondequiera que vayas.
—Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos —le respondió Jesús—, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza.
A otro le dijo:
—Sígueme.
—Señor —le contestó—, primero déjame ir a enterrar a mi padre.
—Deja que los muertos entierren a sus propios muertos, pero tú ve y proclama el reino de Dios —le replicó Jesús.
Otro afirmó:
—Te seguiré, Señor; pero primero déjame despedirme de mi familia.
Jesús le respondió:
—Nadie que mire atrás después de poner la mano en el arado es apto para el reino de Dios.
Lucas 9:57-62

28.6.09

FRÁGIL

Claude MONET Floating Ice (1880)


Oigo soplos etéreos... sobrehumanos...
Sujétame a la tierra con tus manos,
que si el viento se mueve ha de llevarme.
ALFONSINA STORNI


26.6.09

Trompe l'âme

(...)
Una pausa en la ciudad de la peste
mientras me rindo a la repetición de los símbolos
G. BERNINI Beata Ludovica Albertoni, 1671-74 (detalle)


El horror de Yule
Hay nieve en el campo
Y los valles están helados,
Y una profunda medianoche
Se cierne sombría sobre el mundo;
Pero una luz entrevista en las cumbres
Revela festines profanos y antiguos.


Hay muerte en las nubes,
Hay miedo en la noche,
Pues los muertos en sus mortajas
Celebran la puesta del sol,
Y entonan cantos salvajes en los bosques mientras danzan
En torno al altar de Yule, fungoso y blanco.


Un viento que no es de este mundo
Recorre el bosque de robles,
Cuyas mórbidas ramas se ahogan
En una maraña de delirante muérdago,
Porque éstos son los poderes de las tinieblas, que perviven
En las tumbas de la raza perdida de los Druidas.

HOWARD P. LOVECRAFT, 1926


G. BERNINI Éxtasis de Santa Teresa, 1647-1651

De súbito, un quebranto
certero
invasivo
aterrador
sensual

Estrangulándome con su tersura como crisálida viscosa
tragándome en su lodazal de almíbar
Peregrinando mis fisuras hasta colmarlas
inyección letal.
Precipitadamente, una tristeza
ignota
ceremoniosa
gótica
educada
Que me contractura las mandíbulas,
me enceguece,
me retumba el esternón con sus insinuaciones (justo hoy, justo ahora)
y acentúa (todavía más)
esta proclividad a los iconos
esta indigencia de paz
esta sacramental opresión
(...)
En la pausa, hogueras
y rechinar de ánimo.

22.6.09

RECÓNDITO. Panorama de interioridad

Jordi TEIXIDOR La muerte de Virgilio, 1999

Final Soliloquy Of The Interior Paramour
Light the first light of evening, as in a room
In which we rest and, for small reason, think
The world imagined is the ultimate good.

This is, therefore, the intensest rendez-vous.
It is in that thought that we collect ourselves,
Out of all the indifferences, into one thing:

Within a single thing, a single shawl
Wrapped tightly round us, since we are poor, a warmth,
A light, a power, the miraculous influence.

Here, now, we forget each other and ourselves.
We feel the obscurity of an order, a whole,
A knowledge, that which arranged the rendezvous.

Within its vital boundary, in the mind.
We say God and the imagination are one...
How high that highest candle lights the dark.

Out of this same light, out of the central mind,
We make a dwelling in the evening air,
In which being there together is enough.

WALLACE STEVENS [1879-1955]


Soliloquio final del amante interior
Luz, primera luz de la noche, como en un cuarto
En el que descansamos y, casi por nada, pensamos
Que el mundo imaginado es bien esencial.

Este es, por tanto, el más intenso rendez-vous (*)
Es en esta idea en la que nos recogemos,
Fuera de todas las indiferencias, en una sola cosa:

Dentro de una sola cosa, un solo chal
Que nos abriga bien, pues somos pobres, un calor,
Una luz, un poder, la milagrosa influencia.

Ahora, aquí, nos olvidamos el uno al otro y de nosotros.
Sentimos la oscuridad de un orden, una totalidad,
Un conocer, lo que arregló la cita,

Dentro de su vital circunscripción, en la mente.
Decimos: Dios y la imaginación son uno.
La candela más alta, que alta ilumina lo oscuro…

Y fuera de esta luz, de esta mente central,
Hacemos nuestra casa en el aire nocturno,
Donde estar los dos juntos es lo suficiente.
Versión de Andrés Sánchez Robayna

(*) Cita / Lugar de encuentro


Jordi TEIXIDOR Retablo I, 1999

J.S. BACH - Sonata for Violin and Harpsichord no 4 in C minor, BWV 1017

Glenn Gould & Yehudi Menuhin

21.6.09

PROFECÍAS EN TINTA DE ORO

Como en retahíla, vetustas weltanschauung explotan. Las siento vibrar en el núcleo de mi matriz.

Pero además escucho el rock de la perceptibilidad atenta,
escaramuzas de cachorros en celo,
un metrónomo báquico,
los rugidos del futuro.

Hay dos almas orquestando ese espectro multicromático de libertad consagrada.
Magnífico espectáculo.

While My Guitar Gently Weeps (Live 2004: "George Harrison Tribute")

Tom Petty, Prince, Jeff Lynne, Danny Harrison


La nostalgia,
hojarasca que cruje sojuzgada por nuestros regocijos.

17.6.09

OGGUN

ARAM KHACHATURIAN - Violin Concert in D minor, 1940


Las fricciones del entendimiento y los sentidos.
La pugna por el espacio imprescindible.
El combate entre las plenitudes y el vacío.
La contienda cielo-infierno en la intimidad del corazón.

Las hostilidades entre la vanidad y la virtud.
El torneo de la voluntad.
Los conflictos del deseo y la inocencia.
La cruzada de la vida, la ofensiva del dolor.

  • Todo sucede según discordia.
  • Acoplamientos: cosas íntegras y no íntegras, convergente divergente, consonante disonante; de todas las cosas una y una de todas las cosas.
  • No entienden cómo, al divergir, se converge consigo mismo: armonía propia del tender en direcciones opuestas, como la del arco y de la lira.
  • El tiempo es un niño que juega, buscando dificultar los movimientos del otro: reinado de un niño.
  • Guerra es padre de todos, rey de todos: a unos ha acreditado como dioses, a otros como hombres; a unos ha hecho esclavos, a otros libres.
  • Es necesario saber que la guerra es común, y la justicia discordia, y que todo sucede según discordia y necesidad.
HERÁCLITO de Éfeso, 540 a.C.

15.6.09

Lo que (me) dice la lluvia:


que él no está...

14.6.09

SOSTENUTO A PIACERE

PINK FLOYDTime (live; P.U.L.S.E. Earl Court, Londres, 1994)

Y en un fogonazo de clarividencia comprender que lo que me separa de los otros es este narcisismo exacerbado, recalcitrante, virulento; esta sudadera de soberbia; esta impúdica arrogancia.
A veces catastrófico, a veces mitificante. De esas variaciones in scherzo está compuesta mi biografía.

PINK FLOYD - The Great Gig In The Sky (Studio Version)

13.6.09

Tranquillitas

Crossing the Bar (1889)

Sunset and evening star,

And one clear call for me!

And may there be no moaning of the bar,

When I put out to sea,

But such a tide as moving seems asleep,

Too full for sound and foam,

When that which drew from out the boundless deep

Turns again home.

Twilight and evening bell,

And after that the dark!

And may there be no sadness of farewell,

When I embark;

For tho’ from out our bourne of Time and Place

The flood may bear me far,

I hope to see my Pilot face to face

When I have crost the bar.


Doblando la escollera

El poniente, el lucero de la tarde

y para mí una clara llamada. Acaso la escollera

no haga gemir al agua, cuando emprenda

mar adentro mi ruta,

y haya sólo el reflujo que parece dormido,

demasiado turgente para rumor o espuma,

cuando lo que sorbía del fondo ilimitado

regresa ya a su centro.

Crepúsculo y campana vespertina

y luego, ya la noche.

y acaso no haya adioses doloridos

el día en que me embarque,

pues, si de nuestros hitos del Lugar y del Tiempo

la marea me aparta,

confío, cara a cara, mirar a mi Piloto,

doblada la escollera.

[Versión de Màrie Manent]

ALFRED LORD TENNYSON

1. Allegro maestoso

2. Romanza - Andante non troppo con grazia

3. Finale - Allegro non troppo

CLARA W. de SCHUMANN - Concerto para piano y orquesta en la menor op.7 (1835)
Orquesta Sinfónica de Berlín – Gerard Oskamp (director) – Shoko Sugitani (piano)

A mitad de la odisea,
con la eternidad por delante desplegada,
abro las incontables ventanas de mi alma
para que ella respire

Imágenes: EMIL NOLDE (1867-1956)

8.6.09

DISTINCIÓN


Fernando ZÓBEL Baroccii III, 1977




Vagar jubilosa por los valles de Hipnos, y despertar con fragancia de azahar en las manos.

Hay una amnesia onírica, celosa y demente de sus veladuras. Ella las acata, se somete (cómo no, si también escoltan a su alma!).

El mundo -antes, mientras y después-, gira en su caleidoscopio de extravagante justicia, paradojas, ruindad, ciclos excitables, guerra perpetua y elementos aleatorios.
Su desfachatez desfila ante sus ojos, pero es menester permanecer tenaz. Ella lo sabe.

Chispas inmortales vigilan las fibrilaciones del espíritu, es a éstas a quienes teme fallarles.


***


¿Y la melancolía?

Ah, solamente un sentimiento estético...

Fernando ZÓBEL Paisaje Sordo, 1965

Una única grieta (ardiente, glotona) para infinitos aguaderos

7.6.09

EVIDENCIAS

"... nuestra tarea es imprimir en nuestra alma esta tierra provisional y perecedera de modo tan doloroso y apasionado que su esencia vuelva a surgir en nosotros 'invisible'. Nosotros somos las abejas de lo invisible. Libamos incesantemente la miel de lo visible, para acumularlo en la gran colmena de oro de lo Invisible"
R.M. RILKE Cartas desde Muzot ( 13 de noviembre de 1925)  

TOM JOBIM  Chega de Saudade (instrumental) 

ANSEL ADAMS  Leaves, Mills College  (1931)

El canto, tu voz.
La vida.
Tu amor.

"En un soplo de nuestra boca se convierte el cuadro del mundo, la huella de nuestros pensamientos y sentimientos en el alma del otro. De una pequeña brisa animada depende todo lo que los hombres han pensado, querido y hecho jamás sobre la tierra, todo lo que harán todavía. Porque todos nosotros seguiríamos recorriendo los bosques si no nos hubiera envuelto el aliento divino y no flotara en nuestros labios como un sonido mágico"
J.H. HERDER  Ideas para la filosofía de la historia de la humanidad, 1784-1791 


D. ELLINGTON, I. GORDON - Tonight I shall sleep (with a smile on my face) 
Getz & Gilberto Vol. 2  Live concert in Carnegie Hall in October 1964


"y la luz filosófica en torno a mi ventana es ahora mi alegría; ¡ojalá pueda seguir siempre como hasta ahora!"
F. HÖLDERLIN, carta a Böhlendorff (2 de diciembre de 1802)

"Vientos impulsivos dominando tu alma…"

ESBJÖRN SVENSSON TRIO - Winter in Venice, 1997

Semblance Suite- Part I


J. POLLOCK   Naked Man with Knife, 1938-40

CORO:

Numerosas son las maravillas del mundo; pero, de todas, la más sorprendente es el hombre. Él es quien cruza los mares espumosos agitados por el impetuoso Noto, desafiando las alborotadas olas que en torno de él se encrespan y braman. La más poderosa de todas las diosas, la imperecedera, la inagotable Tierra, él la cansa año tras año, con el ir y venir de la reja de los arados, volteándola con ayuda de las yuntas de caballos.

El hombre industrioso envuelve en las mallas de sus tendidas redes y captura a la alígera especie de las aves, así como a la raza temible de las fieras y a los seres que habitan el océano. Él, con sus artes se adueña de los animales salvajes y montaraces; y al caballo de espesas crines lo domina con el freno, y somete bajo el yugo, que por ambas partes le sujeta, al indómito toro bravío. Y él se adiestró en el arte de la palabra y en el pensamiento, sutil como el viento, que dio vida a las costumbres urbanas que rigen las ciudades, y aprendió a resguardarse de la intemperie, de las penosas heladas y de las torrenciales lluvias. Y porque es fecundo en recursos, no le faltan en cualquier instante para evitar que en el porvenir le sorprenda el azar; sólo del Hades no ha encontrado medio de huir, a pesar de haber acertado a luchar contra las más rebeldes enfermedades, cuya curación ha encontrado. Y dotado de la industriosa habilidad del arte, más allá de lo que podía esperarse, se labra un camino,  unas veces hacia el mal y otras hacia el bien, confundiendo las leyes del mundo y la justicia que prometió a los dioses observar. 

Es indigno de vivir en una ciudad el que, estando al frente de la comunidad, por osadía se habitúa al mal. Que el hombre que así obra no sea nunca ni mi huésped en el hogar ni menos amigo mío.


J. POLLOCK  The key, 1946

Semblance Suite- Part II

CORO:

Dichosos aquellos cuya vida se ha deslizado sin haber probado los frutos de la desgracia. Porque cuando un hogar sufre los embates de los dioses, el infortunio se ceba en él sin tregua sobre toda su descendencia. Al modo como cuando los vientos impetuosos de Tracia azotan, las aguas remueven hasta el fondo los abismos submarinos, y levantan las profundas arenas, que el viento dispersa, y las olas mugen y braman batiendo las costas, en la mansión de los Labdácidas, voy viendo desde hace mucho tiempo cómo nuevas desgracias se van acumulando unas tras otras a las que padecieron los que ya no existen. 

Una generación no libera a la siguiente; un dios se encarniza con ella sin darle reposo. Hoy que la luz de una esperanza se columbraba para la casa de Edipo en sus últimos retoños, he aquí que un polvo sangriento otorgado a los dioses infernales, unas palabras poco sensatas, y el espíritu ciego y vengativo de un alma, han extinguido esa luz. ¿Qué orgullo humano podría, ¡oh Zeus!, atajar tu poder, que jamás doma ni el suelo, que todo lo envejece, ni el transcurso divino de los meses infatigables? Exento de vejez, reinas como soberano en el resplandor reverberante del Olimpo. Para el hombre esta ley inmutable prevalecerá por toda la eternidad, y regirá, como en el pasado, en el presente y en el porvenir; en la vida de los mortales nada grave ocurre sin que la desgracia se mezcle en ello. 

La esperanza inconstante es un consuelo, en verdad, para muchos hombres; pero para otros muchos no es más que un engaño de sus crédulos anhelos. Se infiltra en ellos sin que se den cuenta hasta el momento en que el fuego abrasa sus pies. Un sabio dijo un día estas memorables palabras: «El mal se reviste con el aspecto del bien para aquel a quien un dios empuja a la perdición; entonces sus días no están por mucho tiempo al abrigo de la desgracia».



Semblance Suite- Part III



Jackson POLLOCK

ANTÍGONA (saliendo del palacio):

¡Oh ciudadanos de mi madre patria! ¡Vedme emprender mi último camino y contemplar por última vez la luz del Sol! ¡Nunca lo volveré a ver! Pues Hades, que a todos los seres adormece, me lleva viva a las riberas del Aqueronte, aún antes que se hayan entonado para mí himnos de himeneo y sin que a la puerta nupcial me haya recibido ningún canto: mi esposo será el Aqueronte.

SÓFOCLES  Antígona442 a.C.


Semblance Suite- Part IV

6.6.09

Cabernet Sauvignon

Sergej Vasil'evič Rachmaninoff 
Sonata para violonchelo en sol menor, op. 19
3. Andante

Piano : Vladimir Horowitz
Cello : Mstislav Leopol'dovič Rostropovič

Audio para asesinar a un cosmos inservible

4.6.09

SPOT

Un espléndido blog tributo al cine made in Montevideo:


Ebriedad de ideas, palabras y música.
No se lo pierdan.

(después pueden acceder a él cada vez que quieran clickeando sobre "Midas", en la columna de la izquierda) 

3.6.09

ESTACIÓN

Ergon SCHIELE  Autumn sun and trees, 1911



Gustav MALHER  Das Lied von der Erde (1907-1909)  

2.6.09

Zumbidos mientras tanto

¿Quién eras?
A través del follaje tu timbre se enrarece, se disipa, se agosta. La música se fue escurriendo entre la maraña de penas. Pero una convulsión en mis raíces me habla de ti, de la certeza de señoríos opulentos, del soberbio goce, de torres y de espadas, de vastedad.
Janos VASZARY - La Edad de Oro, 1898

Yo recuerdo una bienaventurada tormenta en lo más sutil, la sorpresa elegante, lo que se modela intempestivamente en las superficies. La vida sin interferencias. Lo sublime. Clair de lune. La belleza. Siempre siempre siempre la belleza ahí.
Hay que saber escuchar, hay que saber mirar: ese aprendizaje no ha de concluir.

1.6.09

Rastros en el éter

PAUL KLEE Refuge, 1930

(instrumental)


Ésta es la nostalgia: morar en la onda
y no tener patria en el tiempo.
Y éstos son los deseos: quedos diálogos
de las horas cotidianas con la eternidad.
Y eso es la vida. Hasta que de un ayer
suba la hora más solitaria de todas,
la que sonriendo, distinta a sus hermanas,
guarde silencio en presencia de lo eterno.
Berlín-Wilmersdorf, 3 de noviembre de 1897


PAUL KLEE Red Balloon, 1922

No puedes esperar hasta que Dios llegue a ti
y te diga: yo soy
Un Dios que declara su poder
carece de sentido.
Tienes que saber que Dios sopla a través de ti
desde el comienzo,
y si tu pecho arde y nada denota,
entonces está Dios obrando en ti.
Sin fecha (1898-1899)
RAINER M. RILKE - Poemas tempranos (1899)




(Susan Graham, voz soprano / Roger Vignoles, piano)