31.3.14

Cordero de Dios

La oveja se descarría para llamar la atención del buen pastor. 
El hijo se prodiga para que el padre solícito le corresponda.
¿Intuye el pecador la predilección que la bondad tiene por los desvalidos?
Acaso la culpa no sea otra cosa que una imperiosa y capital necesidad de amor.



Perdónalos, porque no saben lo que hacen.
Perdónalos, porque no saben lo que repiten.
Perdónalos, porque no saben que repiten.

Pues la Sabiduría de la repetición está reservada a los inmaculados.